¿Tu iPhone no carga? Estos son los problemas y las soluciones

El problema de que el iPhone no carga es uno de los más frecuentes en estos dispositivos, acompañados con los de la batería. A pesar de que Apple es una marca muy buena y fiable, no podemos negar que de vez en cuando algunos defectos pueden aparecer que nos hacen la vida imposible. Sobre todo, si dependemos de nuestro teléfono para trabajar y comunicarnos. Pero no te preocupes, todo tiene solución.

Sin embargo, antes de dar con la solución exacta, primero debes identificar cuál es el problema que tiene tu dispositivo. Por suerte, existen problemas que se pueden arreglar fácilmente desde casa, mientras hay otros con los que tendrás que acudir con un técnico para que realice una revisión; y posteriormente una reparación. Aquí te explicamos sobre las principales causas por las que un iPhone no carga y lo que puedes hacer al respecto.

La causa más común por la que un iPhone no carga: el puerto de carga está sucio

Te sorprendería lo común que es este problema, y las personas lo confunden con un dispositivo defectuoso. Cuando usamos nuestro iPhone, lo guardamos en el bolsillo y una infinidad de situaciones, este va acumulando polvo, suciedad y pelusa en los lugares más pequeños. Sí, el puerto de carga es uno de ellos.

Sobre todo, si le das un uso constante, es probable que el puerto de carga esté obstruido por una capa de suciedad; por lo que el cargador no puede hacer contacto ni traspasar la energía. Este problema se puede reparar de manera muy simple. Lo más recomendable es hacerte con un pequeño palo de madera o algo delgado y suave que puedas meter hasta el fondo del puerto.

Ahí, asegúrate de sacar la suciedad de manera delicada para evitar dañar algo más. Una vez termines, prueba el cargado una vez más. Si ahora sí funciona ¡Solo era un problema de suciedad!

El iPhone no carga porque está muy caliente

Los modelos más recientes de iPhone, con el fin de proteger la batería; pausan o cancelan la carga cuando el dispositivo alcanza temperaturas muy altas. Si has estado jugando o has olvidado el móvil en el coche y ahora no quiere cargar; solo deberás esperar unos minutos hasta que vuelva a temperatura normal. Si vuelve a cargar, no hay nada de qué preocuparse.

Problemas con el cargador y el adaptador

Estos también son problemas muy comunes. Para averiguar si sucede algo con alguno de los dos, solo debes probar a cargar tu móvil con un cargador diferente. También puedes optar por probar el cable con un adaptador diferente y viceversa, así podrás encontrar exactamente dónde está el problema. Una vez lo sepas, lo más recomendable es sustituir el accesorio.

Has intentado lo anterior y todavía tu iPhone no carga

En estos casos, como última instancia puedes probar a reiniciar tu iPhone. A veces estos errores surgen después de una actualización o por problemas del software que ocurren con el tiempo. Una vez encendido, el problema debería haber desaparecido. Pero existe la posibilidad de que tu iPhone aún no esté cargando.

Problemas con la batería, el puerto de carga y hardware

Si has intentado todo lo anterior y tu iPhone aún no carga, entonces es momento de tomar medidas más severas. Llegados a este punto, lo más sensato es acudir con un técnico especializado en reparación y revisión de iPhone. Se debe a que es posible que partes externas de tu iPhone estén averiadas, por lo que intentar repararlas tú solo en casa podría empeorar la situación.

Uno de los problemas más comunes en estos casos es una batería deteriorada, en cuya situación el técnico hará un cambio de batería a tu dispositivo. Cuando se trata de un problema con el puerto de carga, entonces será necesario reemplazarlo por uno nuevo para que vuelva a funcionar. Si no es ninguno de estos, el especialista se encargará de encontrar con la fuente del problema para arreglarla, ya sea en el ámbito de software y hardware.

Si tu iPhone no carga, llevarlo con alguien que pueda hacerle una revisión completa es siempre la mejor opción. Así también aprovechas a chequear cualquier otra falla que habías estado ignorando hasta ahora y también obtener mantenimiento para alargar la vida de tu teléfono móvil. Al contactar con un técnico, asegúrate de que este cuenta con buena reputación y una tienda física. Si no sabes dónde empezar a buscar uno, ¡Nosotros podemos ayudarte!

Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Salir de la versión móvil