Como es lógico, la llegada de las altas temperaturas nos empuja a acudir en masa a piscinas y playas en búsqueda de ambientes más frescos y confortables, relajados