Los fallos más frecuentes en los Ipad

Publicada en Publicada en Consejos

Las tabletas Ipad son de las más famosas del mercado. Desde su aparición en 2010 muchas personas se han visto atraídas por su funcionalidad y su sencillo manejo y en los sucesivos años han ido apareciendo nuevos modelos. En enero de 2015 ya se habían vendido más de 250 millones de Ipads , dato que deja claro que es una de las herramientas tecnológicas más potentes del mercado.

Las ventas de Ipads llevan 12 trimestres consecutivos descendiendo. A pesar de que en algunos países como India o China hubo un crecimiento en sus ventas cada vez se venden menos de estas famosas tabletas. Las personas no están dispuestas a renovar de tableta en un periodo corto de tiempo y prefieren seguir aguantando con el Ipad que ya tienen. Es por ello que comienzan a aparecer cada vez más fallos.

El fallo más común de los Ipad es la rotura de la pantalla. Al ser un objeto de uso común es sencillo que se nos caiga en un descuido y por lo tanto se acabe rompiendo. El no emplear una funda protectora o si dejamos que niños lo manipulen puede favorecer a que el cristal de la pantalla se deteriore. En el supuesto de que fuera un golpe más grave y se acabara deteriorando el display LCD habría que cambiarlo.

Otra de las piezas que suelen fallar en los Ipad es el conector dock. A través de este interfaz se puede conectar el Ipad con otros dispositivos y también recargamos la batería interna. Cuando se estropea hay que proceder a cambiar la pieza.

A veces aparecen en los Ipad líneas amarillas y oscuras en los bordes de las pantallas. Debido a la rapidez que se emplea para fabricar estas tabletas muchas veces el pegamento no se seca correctamente y nos acabamos encontrando con este desperfecto. Estas líneas suelen aparecer en la zona izquierda de la pantalla.

El continuado uso del botón “home” suele ser también fuente de problemas. Al ser lo que más se emplea del Ipad junto a la pantalla es sencillo que se acabe deteriorando. Se suele estropear principalmente porque le entra grasa humana. Tampoco es raro que alguna vez intentemos encender la tableta y la pantalla siga estando negra todo el rato o nos encontremos únicamente con la pantalla con el logotipo de la manzana.

Ante todos estos posibles fallos que pueden suceder en nuestro Ipad lo mejor es que lo reparemos cuanto antes para evitar males mayores.