Causas más frecuentes roturas pantallas iPhone

Publicada en Publicada en Consejos

El teléfono móvil se ha convertido en un objeto de uso diario. Es raro subir a un medio de transporte público y no encontrar a la mayoría de pasajeros absortos mirando las pantallas de sus teléfonos. Al utilizar nuestros teléfonos móviles con tanta asiduedad es fácil que se produzcan las roturas y especialmente en la pantalla, su parte más frágil.

Las roturas de las pantallas de los teléfonos iPhone son cada vez más frecuentes. Muchas de estas roturas se producen cuando salimos de noche a divertirnos. Normalmente estamos en lugares abarrotados de gente, con sus copas en la mano y con dificultades para poder movernos. En ese contexto es muy fácil que saquemos el iPhone para escribir a algún amigo y se nos acabe cayendo al suelo. Cuando se producen roturas en las pantallas de nuestros teléfonos iPhone hemos de repararlo lo antes posible ya que los pequeños cristales que se han roto podrían provocarnos cortes.

A pesar de que empleemos fundas para su protección vamos a seguir encontrando numerosos casos en los cuales se rompen las pantallas de los Iphone. Otra causa típica sucede cuando estamos con nuestros hijos pequeños o nuestros sobrinos. Quizás dejamos el Iphone encima de alguna mesa y los niños lo cogen en un descuido y se les resbala de las manos y acaba impactando contra el suelo. También en el bus público son frecuentes las roturas de las pantallas de los teléfonos iPhone. Solemos ir bien sujetos de la barra mirando nuestro teléfono y en un segundo que el conductor da un frenazo o se produce un giro se nos cae el móvil y la pantalla acaba hecha añicos.

Dependiendo de nuestro trabajo es posible que sea más sencillo que haya roturas en las pantallas de los iPhone. Si tenemos que contestar llamadas continuamente las posibilidades de que se nos caiga el teléfono aumentan. En ocasiones, dejamos el teléfono bajo algún objeto que ejerza una fuerte presión y la pantalla es incapaz de resistir la fuerza y se acaba deteriorando. Si nos encontramos en algún lugar con temperaturas muy altas o muy bajas es posible que provoquen que la pantalla del móvil se rompa. Es típico colocar el teléfono en el bolsillo trasero de nuestro pantalón, olvidarnos que lo tenemos ahí y al sentarnos encontrarnos la pantalla hecha pedazos. Por lo tanto debemos de ser muy cuidadosos con nuestros teléfonos si queremos evitar su deterioro.