Cómo proteger la privacidad de tu iPhone

Publicada en Publicada en Consejos

Guardamos en él contactos, fotos, emails, vídeos, aplicaciones, notas… nuestro iPhone se ha convertido en un pequeño ordenador portátil de gran valor tanto a nivel personal como profesional. Por ello es imprescindible que prestemos especial atención a su acceso y privacidad. El acceso de otras personas no solo podría ser una violación de nuestra privacidad, sino también una posibilidad de que nos estropeen nuestro dispositivo. ¿Cómo protegerlo? (LEER MÁS)

Pocas cosas materiales tienen más valor para las personas hoy en día que su propio teléfono móvil, ¿verdad? A pocas les dejamos nuestro iPhone y a casi nadie (quizás a nuestra pareja en total confianza) acceder incluso con nuestra contraseña particular. Y es que, el iPhone y lo que guardamos en él es algo íntimo y personal y nadie tiene porque acceder libremente. Eso sí, no debemos confiarnos y por ello tenemos que premiar la seguridad de acceso en todo momento. ¿Cómo proteger la privacidad de tu iPhone al máximo? Quizás en alguno de estos consejos no habías caído. Ponlos en práctica.

  1. Elige un código de desbloqueo que solo sepas tu

Es la puerta de acceso a tu iPhone y tiene que estar bien protegida. Ni se te ocurra poner fechas de cumpleaños, bodas o nacimientos. Ni mucho menos números de tu tarjeta bancaria. Lo recomendable es utilizar una palabr, o un número más largo de cuatro dígitos

Para hacerlo: App de Ajustes -> Touch ID y código -> Cambiar código.

  1. Verificación de cuenta en dos pasos

Simplemente basta con Buscar mi iPhone activado para que éste sea realmente difícil de hackear. Para ello, usa el modo de navegación privado. Por ejemplo, Safari tiene un modo de navegación privado, que permite eliminar el rastro que dejas la navegar por webs.

  1. Usar una VPN

Esta opción, que significa Virtual Private Network, permite cifrar todos tus datos de navegación. Cualquier conexión que tu iPhone realice, a cualquier lado, vía 3G / 4G-LTE o vía Wi-Fi, utilizará datos que han sido cifrados. Cualquier persona que se tope con estos a medio camino entre el servidor de origen y tu iPhone, podrá saber que estás accediendo a algo pero nunca podrá sabrá a qué.

  1. No al logueo en redes sociales

Como Facebook, Google o LinkedIn. Y es que por ejemplo Facebook puede saber qué visitas. Además también Google consigue más información de forma gratuita de ti, sobre qué es lo que gusta y cuáles son tus intereses.  También navegar utilizando el modo privado te ayuda a eliminar este problema porque así es imposible llegar a tus cookies de cada uno de estos servicios.