La evolución de los Smarphones ha provocado que uno de los componentes más esenciales de estos sea la pantalla. Esta a la vez es la parte más vulnerable