Qué hago si se moja mi iPhone

Qué hago si se moja mi iPhone

La pregunta “¿Qué hago si se moja mi iPhone?” es una de las más repetidas en nuestras consultas. Hoy queremos contar qué hacer y qué no hacer si te ocurre este problema. Prueba los diferentes métodos que ponemos a tu disposición, o contacta con nosotros si crees que se ha producido algún daño grave.

3 errores comunes que no debes hacer si se moja tu iPhone (y qué hacer en su lugar)

Secar tu iPhone con un pañuelo de papel

Lo primero que debes hacer cuando tu iPhone se haya caído al agua o se haya mojado de cualquier forma es secar toda la zona exterior. Trata de no moverlo mucho, inclinarlo ni siquiera utilizarlo, pues si tiene agua en el interior podría llegar hasta puntos críticos y estropear definitivamente el teléfono.

Como decimos, lo primero es el exterior. Muchas personas utilizan lo que tienen más a mano, como puede ser papel higiénico o un pañuelo tipo kleenex. Este es el primero error grave, ya que, a pesar de tener una buena capacidad absorbente, también tienden a romperse y deshacerse al contacto con el agua.

Esto puede provocar que pequeños trozos de papel mojado se cuelen por algunas ranuras de tu iPhone, como la toma de auriculares o de carga. Por si fuera poco, también pueden dejar restos de polvo. Y extraer algo de esas zonas puede llegar a ser muy complicado si no quieres estropearlo todo aún más.

Por lo tanto, la mejor recomendación en estos casos es utilizar un paño de microfibra. Hoy en día son muy comunes en la limpieza del hogar, así que seguramente tendrás uno cerca. Simplemente tienes que colocar el paño, dejar que absorba todo el agua posible y retirarlo sin hacer muchos gestos.

Apagar el iPhone o ver si todo funciona correctamente

El segundo error común que nos solemos encontrar es que muchas personas quieren ver si algo se ha estropeado, si tiene agua en algunos compartimentos anteriores o incluso apagarlo para que no reaccione con el líquido. Como ya hemos comentado antes, es mejor no tocarlo.

Cualquiera de estos movimientos, desde inclinarlo para ver las ranuras hasta pulsar todos los botones para ver si funciona, puede hacer que se mueva el agua que hay dentro. Con esto, lo único que conseguirás será que pueda afectar a más partes del iPhone y sea irreparable.

Lo mejor en estos casos es dejar el teléfono en un lugar seco, algo ventilado y sin utilizar durante varias horas. Puede ser toda una noche o incluso 24 horas, tiempo suficiente para que el agua se haya secado. Si en este tiempo sigue habiendo líquido en su interior, es probable que los daños sean más graves de lo que pensabas.

Por supuesto, en este tiempo ni se te ocurra cargarlo. El contacto de la electricidad con restos de agua en la ranura de carga puede ser fatal. Deja el móvil de lado durante un tiempo y ya podrás evaluar los daños por la mañana o al cabo de las horas.

Meter el iPhone en arroz

Por último, no podíamos tratar este mito tan común. Es algo que mucha gente hace y que, sin embargo, puede traerte problemas. Es cierto que el arroz tiene cierta capacidad para absorber la humedad, pero no lo hará de las zonas interiores de tu teléfono. Al menos, los móviles que no eran smartphones podían sacar la batería, lo que tendría más sentido, pero no es el caso.

Podrías pensar que, aunque no seque el interior, no tiene nada de malo introducirlo en arroz durante unas horas y probar suerte. Pero quiero que mires una cosa: fíjate en el tamaño de las ranuras de carga o de los auriculares. Ahora mira el paquete de arroz de tu cocina. Seguro que has visto algún pequeño trocito que puede encajar perfectamente. Y entonces tendrás dos problemas que resolver.

Pero no te preocupes, también tenemos una solución para esto. Y es que sí hay un material que puede secar de la mejor manera el interior de tu iPhone, y seguro que lo has visto más de una vez. Se trata del gel de sílice, esas pequeñas bolitas transparentes que habrás visto en pequeñas bolsas junto los paquetes de ropa, productos electrónicos y muchos otros artículos.

De ahora en adelante, no tires esas bolsitas y guárdalas en una bolsa de plástico con cierre de cremallera. Cuando se moje tu iPhone, déjalo ahí dentro y verás que funciona mucho mejor que el arroz.

Ahora ya conoces la respuesta cuando te preguntes “¿Qué hago si se moja mi iPhone?”, además de qué no debes hacer. Cuando hayas probado los métodos anteriores, revisa el encendido y los componentes de tu teléfono, para ver su estado. Y será el momento de decidir si llamar al servicio técnico o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil